El Bodhisatva Chenrezig es un Buda Completamente Iluminado hace cientos de Kalpas. El realizo que todos los Dharmas(los fenomenos) carecen de existencia inherente, son vacios en su naturaleza ultima, por tanto no surgen, ni se quedan ni terminan. Sin embargo, desde el punto de vista de los seres sensibles sin limite como el espacio, los fenomenos surgen, residen y terminan.

Ellos mismos se perciben transmigrando atrapados en el ciclos del Samsara, de un reino a otro, dirigiendose a una tierra pura. Desde el punto de vista de la realidad ultima esto nunca ha sucedido. Por esta razon, Chenrezig, a traves de su sabiduria, percibio el sufrimiento de los seres sensibles en los incontables universos y tomo la forma de un Bodhisatva, para poder ayudarles a todos ellos sin excepcion, de las formas mas variadas y de acuerdo a las disposiciones de cada uno.

Chenrezig o Avalokitesvara, es «la gran compasion» y reune la compasion y el amor de todos los Budas del pasado, presente y futuro.Si tenemos verdero entendimiento del significado de Chenrezig, podemos visualizarlo, con gran motivacion y devocion, y de ese modo podemos eliminar los obstaculos karmicos, y eventualmente ir eliminando las emociones aflictivas y desarrollar la realizacion de la sabiduria inherente de la naturaleza de nuestra mente. Si ademas tenemos la iniciacion y hacemos la practica, es seguro que podremos gradualmente actualizar el poder beneficioso de la compasion para alcanzar paz para nosotros mismos que pueda irradiarse a todos los seres. La practica del amor y la compasion debe comenzar, por nuestros hijos, nuestros padres, nuestra familia, y luego extenderse a nuestros vecinos, nuestros compañeros, y luego al pais y todos los seres sin excepcion.

Si practicamos gradual y sistematicamente nuestra compasion podra hacerse tan vasta como para abarcarlos a todos y luego profunda como para permitirnos acumular merito y la realizacion de la sabiduria innata. Es importante que no confundamos la compasion con el sentir angustia por los demas. La compasion verdadera nos da felicidad, y si es capaz de pasar de la aspiracion la accion, nos deja satisfechos, con la certeza de haber hecho algo beneficioso para nosotros y para los demas.

El sentirse mal por los demas es simplente sufrimiento y ocurre debido a nuestro apego. La compasion por el contrario esta libre de apego, libre de aferramiento. La practica de Chenrezig es algo que debemos repetir siempre, asi como las otras practicas que hemos recibido, si no ponermos en practica las iniciaciones que hemos recibidos ellas no podran hacer que nuesta mente madure y que de el fruto de la iluminacion. Necesitamos ir habituando nuestra mente, de manera que nuestra la compasion se haga estable, vasta y profunda, para que gradualmente podamos realizar la sabiduria inherente de nuestra mente que es la naturaleza de Buda y el poder lleno de gozo del despertar de la Bodhicitta»

 

Ven. Lama Khempo Phuntsok Tenzin Rinpoche. (30/Diciembre/2002)

http://www.drikungkagyu.cl/drikung/


OM Mani Padme Hum

OM Mani Padme Hum

Print Friendly, PDF & Email
Previous post Carta de S.E. Garchen Rinpoche
Next post Pagando la Bondad de Mi Madre